3 d’abril de 2008

TARTA SACHER o SACHERTORTE

Esta, es una de las primeras recetas que tengo en mi libreta de recetillas. La conseguí gracias a una Austríaca, Marika, con quién practicaba inglés por Internet, hace ya como 8 años.

Como el mito que es, tiene su propia historia, y un sabor delicioso, con un dulce moderado, y una dosis de chocolate capaz de curar depresiones. De un día para otro, mucho mejor.


INGREDIENTES:

- 130 grs. de mantequilla

- 120 grs. de azúcar en polvo

- Vainilla (esencia)

- 6 huevos

- 330 grs. de chocolate de cobertura (mejor si es del 70%)

- 110 grs. de azúcar normal

- 130 grs. de harina

- Mermelada de Albaricoque



ELABORACIÓN:


Calentar un poco la mantequilla y remover con azúcar en polvo y vainilla, hasta que quede espumoso. Añadir las yemas de los huevos una a una, y añadir 110 grs. de chocolate previamente fundido. Remover bien.

Batir las claras a punto de nieve i mezclarla con la crema de antes. Añadir la harina tamizada. (tenéis que envolver muy suavemente, para que no bajen las claras).

Hornear a 170º, dejando el horno un poco abierto los primeros 12-15 minutos y luego cerrado (1 hora en total).

Cuando esté frío, cubrir con la mermelada un poco caliente (yo también suelo partirlo por la mitad, y rellenar la tarta con mermelada, y con resto de chocolate glaseada con el azúcar (220 grs).

Se puede servir con nata montada, o, (y esto ya es cosecha propia) adornado con albaricoques secos o orejones.

3 comentaris:

gina ha dit...

em convides a berenar?
jeje

Gemma ha dit...

Aquesta tarta és tot un clàssic... i la tinc pendent! No trobo mai l'ocasió per fer-la, i això que m'agradaria molt!
T'ha quedat fantàstica!

Seyerana ha dit...

Me he encontrado a una amiga en la planta 17 emocionadísima con tu entrada....