23 de gener de 2008

SPAGHETTI AGLIO, OLIO E PEPERONCHINO

Esta receta es una de las más fáciles y agradecidas que conozco.

Se prepara en exactamente 15 minutos (contando el tiempo de hervir la pasta al dente), y hace poco, la Zuccheriera le dedicó un post con un poco de "folklore Italiano" sobre este plato, que encontraréis haciendo "click" aquí.

Lo cierto, es que no recuerdo de donde lo saqué, ni quién me lo enseñó (es más, creo que es una de estas "adaptaciones" que hago a algo que he probado en algún sitio) y nos encanta el típico día en que apetece un buen plato de pasta... pero no hay tiempo de cocinar.



INGREDIENTES:


- Spaghettis (mejor frescos, pero no imprescindible).
- Ajo

- Aceite

- Guindilla



ELABORACIÓN:

Hervir en agua salada, los spaghettis, siguiendo las indicaciones del fabricante para que queden al dente.

Calentar aceite y dorar unas guindillas enteras (si no os gusta mucho el picante) o picaditas. Añadir el ajo hasta que dore.

Añadir los spaghettis y revolver.

Servir acompañado de queso Parmesano laminado finamente o rallado gordo.

2 comentaris:

Loizaga ha dit...

Siempre me ha fascinado esta receta. Están deliciosos si se emplea un aceitito de oliva de los buenos buenos.

Un saludo Sara!!

Seyerana ha dit...

Tienen que estar tremendos.... seguro los haré!!!

Qué buenos, Sarilla!!!