22 de novembre de 2007

CARPACCIO DE GAMBAS




Aquí tenéis una receta que he recopilado hace poco (gràcies Mireia!) y a la que estoy segura le voy a sacas su jugo... es fácil, rápida, rica y da el pego. Vamos. Ideal para una cena-sorpresa. Eso sí. Hay que tener gambas en el congelador, y asegurarse que los invitados no son de los que dicen "ecs" al pescado crudo (a mi little rib, no le gusta, peeero, él es fuerte, él es optimista, y él no tiene prejuicios... así que, se lo zampó, y le gustó).



Bueno, como es una receta de pescado crudo, me veo en la obligación de colgaros este link sobre el Anisakis. Supongo que todos ya sabéis que es y como preveerlo, pero yo soy una ánsias, y esto es como una caja de aspirinas: con su prospecto!





INGREDIENTES:



- Gambas

- Aceite de Oliva Virgen Extra

- Azúcar

- Salsa de Soja





ELABORACIÓN:



Pelar las gambas, quitarles el hilo negro y ponerlas en medio de un papel film doblado (es decir, con papel por encima y por debajo).

Con un mortero, aplastar la gamba (acompañando con la mano, para que no se desparrame), y aplanar al final con un rodillo.



Poner las láminas planas todavía con el film en la nevera (si es para consumir pronto) o en el congelador (si vas a tardar unas horas).



La vinagreta, se hace batiendo el aceite, con el azúcar con la salsa de soja (yo utilizo la extra dark, me encanta!), hasta que quede una salsita densa.



Servir sin el film (obviamente), quitándolo con delicadeza (a veces se pega un poco la gamba), y con la vinagreta por encima.

19 de novembre de 2007

Made In Italy II

Segunda versión del primer Made In Italy... con los mismos comensales más Raúl (que cada día está más mayor).



















En esta ocasión, mi fracaso en un intento de preparar los Troffie de Cannella (La Zuccheriera, una enciclopedia de gastronomía Italiana on-line), que, bestia de mí, intenté preparar para 6 pax. en lugar de dos, desembocó a un "siempre toca", o "siempre gusta" de los mios: Insalata Caprese, y cualquier pasta fresca o pasta seca de las ricas con el ragú de mi amiga Florentina Livia.





Todo ello, regado con un par de Lambruscos con los que nos congraciaron Charlye y Ana (sí, sé de buena tinta que lo de beber Lambrusco en cenas cuando ya se ha pasado la pubertad os da la risa a los Italianos, pero este era rico), unas botellas MUY fashion que podéis apreciar en las fotos, compradas en el maravilloso Colmado Quilez de Barcelona (es imprescindible pasarse por su delegación de Rambla de Catalunya, que creo que es la primera, a ver la bodega nacional e internacional de la que gozan).




















Bueno, os he adjuntado alguna fotito de la mesa y los chulísimos vinos, y en el post anterior, la receta del Ragú.

18 de novembre de 2007

Made In Italy II: RAGÚ DA LIVIA A LA BOLOGNESA



Esta receta me la dio mi amiga Livia, una Florentina que conocí en Irlanda, y me hizo las delicias con un plato de pasta cocinado según las indicaciones de su "mamma". Aunque nos faltaban ingredientes, me supo a gloria.






Este ragú se puede utilizar como salsa, como relleno de lassagna... y se trata de un plato bastante elaborado (lo de la salsa bolognesa en tarro NO TIENE NADA QUE VER), es un plato de domingos, que, puedo dar fe de ello, cuanto más horas tienes haciendo "chup-chup", más rico sabe.





Aquí tenéis la receta:





INGREDIENTES:


- Zanahoria


- Apio


- Cebolla


- Ajo


- Perejil


- Tomates maduritos


- Carne picada (yo utilizo mezcla de ternera y cerdo, con más ternera, me gusta más).


- Vino tinto


- Sal, pimienta, nuez moscada





ELABORACIÓN:


Sofreír la zanahoria y el Apio (picado con la picadora), y cuando se ablanden un poco, añadir la cebolla. Al rato, el ajo picado y el perejil.


Cuando esté pochadita, añadir la carne picada muy desmigadita, y cuando tenga color (no tostado, solo color de no-crudo), echar un chorretón de vino, y esperar a que evapore (el fuego, tiene que estar muy bajo, desde ahora y hasta que acabe la cocción). Cuando haya evaporado, añadir el tomate, y cocer mínimo 30 minutos.


Y os aviso: los 30 minutos son un mínimo muy mínimo. Con una hora queda mejor, y con más, también mejora.


Unos minutos antes de apagar el fuego, condimentar con la sal, la pimienta y la nuez moscada, y ya está!

11 de novembre de 2007

TARTA DE QUESO CON BAILEYS



Esta receta la encontré en "La cuina de casa" , un gran blog de postres que os recomiendo visitar para encontrar inspiración...



Evidentemente, yo no tengo la maña en decoración de Gemma, pero todo es intentarlo...



Mi hermano Eduard, se ha declarado ya fan número uno de la tarta, que por cierto: sabe impresionante, pero recomiendo servir después de un ágape MUY ligero.





INGREDIENTES (por orden de uso):



- 150 grs. de galletas María

- 1 chorrito de Baileys

- 75 grs. de mantequilla pomada

- 1 paquete de 37 grs. de Maltesers

- 200 grs. de azúcar

- 500 grs. de queso cremoso (tipo Philadelphia)

- 4 huevos

- 1 cucharada de vainilla

- zumo de 1 limón

- 1 yoghourt natural

- 60 grs. harina

- 100 ml. Baileys





ELABORACIÓN:



Hacer la base de la tarta triturando las galletas, los maltessers, el chorrito de Baileys y la mantequilla, hasta que quede una masa homogénea. Empastar esta base en un molde de unos 24 cms. de diámetro.

Mezclar el queso con el azúcar, y añadir los huevos, la vainilla, el zumo de limón y el yoghourt sin dejar de batir. Añadir la harina tamizada y los 100 ml. de Baileys, y extender todo en el molde. Cocer al baño María al horno unos 45 minutos a unos 180º. Enfriar dentro del horno y más tarde en la nevera.

Servir bien frío, decorado con algún Maltesser o alguna mota de chocolate.


5 de novembre de 2007

CANELÓN DE AGUA CON ESCALIVADA




La Escalivada, es uno de los platos estrella de la cocina Catalana, más común en verano, ya que se sirve fría.





Su elaboración, como muchos ya sabréis se basa en asar de una determinada manera (tengo entendido que en el mundo antiguo y rural, el asado constava básicamente en asar entre los rescoldos del fuego).


Os cuento dos métodos: uno (el mío), es el bueno, pero el otro (el horno) es resultón.





1. En mi casa, siempre se ha cocinado sobre unas planxas de hierro bastante toscas, con las piezas de la escalivada (normalmente pimiento rojo, berenjena y cebolla tierna) embadurnadas en aceite, y asando, poco a poco y pasando mucho calor, girando las piezas hasta que la verdura esté muy blanda por dentro, y casi quemada por fuera.


Las dejamos reposar unos minutos envueltas en paños de hilo.


Después, se quita la piel a la verdura, la cortamos en tiras alargadas, y se echa una pizca de sal y aceite.


Está más rica hecha de un dia para otro y dejada reposar en la nevera.





2. Como alternativa, el horno puede servir, aún así, os diré, que merece la pena el sufrimiento de pasar calorazo para comer una fresquita, fresquita, fresquita, escalivada al día siguiente.


Precalentar el horno (arriba y abajo) a 200º, meter las verduras aliñadas en aceite, y bajar el horno a 180º. Cocer 40 minutos, y proceder a su preparación como con el método tradicional.





Aquí teneis una receta (la mía, no la original) que cociné para mis padres el domingo pasado, no sin cierto miedo al rechazo... pero la aceptación fué total (como casi siempre... será amor de padres?).


La receta del "Caneló d'Aigua amb Escalivada" es una aplicación más elaborada, moderna, y divertida, de la tradicional Escalivada, que encontré en Cuines, la web de un programa que tiene un fondo de recetas, que ya querrían para sí muchas revistas gastronomicas.


Original del Chef Pere Vilalta para el restaurante del Hotel Balneari Vichy Catalán.





INGREDIENTES:





- 3 pimientos rojos


- 2 cebollas


- 2 berenjenas


- avellanas


- 1 taza de aceite


- 1 copita de vinagre de jerez


- Sal y pimienta


- 8 hojas de gelatina


- Cebollino para adornar





ELABORACIÓN:







Asar los pimientos, berengenas y cebollas. Dejar enfríar las verduras (entre los paños) un poco, pelarlas y librar de pepitas, y poner en un colador.



Poner el agua de las verduras en un cazo con las hojas de gelatina ya remojadas y batir bien. Verter esta mezcla en una bandeja plana y enfriar durante 1 hora o más en la nevera.



Cortar la gelatina en tiras, y rellenar de la escalivada picada o a tiras (eso a gustos, yo la puse a tiras porque me parecía más estable, y porque habitualmente se presenta así). Dar forma de canelón, enrollando la gelatina.



Hacer una vinagreta con el aceite, vinagre, sal, pimienta y las avellanas picadas, todo bien mezclado.



Servir el canelón con un par de cucharadas de la vinagreta, y un par de briznas de cebollino.





Venga, y de regalo un collage de fotos, ya que lo he hecho... no lo voy a desaprovechar (y ya puestos, fijaros en la pedazo de bajilla nueva que tengo).